Cuevona de Cuevas
Cuevona de Cueves

Cuevona de Cuevas

Hay un lugar en el mundo que sólo encontrarás en Ribadesella.

Un pueblo oculto tras una Cueva, al que sólo podrás acceder a través de una enorme Gruta de 300 metros de longitud.

Declarado Monumento Natural, su visita es obligatoria si vienes a Ribadesella.

La Cuevona de Cueves

Esta Cavidad ha sido desde siempre el único acceso posible al pueblo de Cuevas. Grandiosas bóvedas se suceden dando paso a uno de esos lugares especiales que a veces la naturaleza nos regala. Transitar por sus fauces produce una sensación única.

Sus formaciones, agazapadas entre la oscuridad recrean figuras singulares. Abriendo paso a nuestra imaginación nos invitan a jugar con ellas. A fantasear y crear todo tipo de personajes y formas. Figuras antropomórficas, siluetas que recrean hechuras conocidas y a veces inventadas.

Esta Catedral Calcárea pareciera tener vida propia. Parcialmente iluminada, las luces proyectan sombras fantasmagóricas. Sombras que habitan entre los huecos de este mundo irreal.

El silencio da paso a un concierto de sonidos ancestrales. El goteo incesante o el discurrir de las aguas del arroyo que la convirtió, suena a sintonía. El viento incesante  que ulula en el conducto es pura melodía.

Aldea de Cueves

La Cuevona de Cueves da paso a la aldea homónima. Fin del trayecto. A partir de aquí sólo se puede continuar andando o nadando. O en tren, pues la vía del FEVE continúa hasta Oviedo trazando uno de los recorridos más bellos de la Península. Especialmente este primer tramo pasado Cueves hasta llegar a Arriondas, donde la vía se alinea en perfecta armonía con el Río Sella.

Cueves es un pueblo diferente. Sus hórreos, sus casas de piedra y su reposo junto al río otorgan a la aldea carácter con sabor rural. Un paseo por sus calles solo proporciona paz.

Ruta de los Molinos

Para los gustosos del Senderismo. Aquí comienza una ruta para degustar frescor y naturaleza. La Llamada Ruta de los Molinos. Un paseo inicial junto al Sella nos conduce hacia la Riega de Tresmonte. Paseando junto a sus aguas, podremos deleitarnos observando una serie de Molinos de Rodezno, vestigios de una industria ancestral.

Y para los más atrevidos, se puede alargar el trayecto subiendo por la pista que asciende a Tresmonte y bajando por la Riega hasta el Sella.

Una ruta circular de 3 horas. En este enlace se facilitan más detalles.

www.turismoribadesella.com/ruta-los-molinos-ribadesella/

Situación

Cuevas está situado en la margen izquierda del Sella. Se accede a la gruta siguiendo la Carretera Local AS-2 desde Sardalla.

Aconsejamos aparcar el coche en el parking situado a mano izquierda, unos 100 metros antes de La Cuevona y continuar andando.

Precaución dentro de la Cueva. Si caminas atención a los coches que circulan. Si conduces, hazlo despacio y respetando al caminante.

 

aritur
Author: aritur